Franquicias

Las franquicias son concesiones o licencias que otorga una compañía matriz a un individuo para hacer uso de su marca bajo condiciones específicas acordadas en un contrato. Mediante este contrato, la compañía matriz o franquiciadora da permiso a una persona franquiciada para establecer una pequeña compañía que preste servicios, venda o produzca bienes bajo la imagen de su marca, conservando los estándares de calidad que distinguen a la compañía matriz en el mercado.

En México, este sistema es regulado por el artículo 142 de la Ley de la Propiedad Industrial que establece las características generales de la franquicia y los puntos que deben tratarse en el acuerdo que firmarán ambas partes.

Según la Ley de la Propiedad Industrial el contrato deberá presentarse por escrito y contener al menos la información específica sobre la ubicación, dimensiones y las inversiones en infraestructura del establecimiento; las políticas de inventarios, publicidad, mercadotecnia, reembolsos, financiamientos y de contratación de proveedores.

Los criterios para determinar comisiones de los franquiciatarios; las características de las capacitaciones del personal, tanto técnico como operativo; los criterios y procedimientos para la supervisión y evaluación del desempeño y calidad de los servicios del franquiciante, y las condiciones bajo las cuales se puede subfranquiciar.

En este contrato se deberá estipular el período en que será valido el acuerdo y las condiciones bajo las cuales se puede anular o modificar el mismo, así como las multas e indemnizaciones que se deberán pagar en caso de que alguna de las partes no cumpla con lo pactado en el contrato.

Los términos bajo los cuales se concede una franquicia varían de compañía a compañía pero toda relación de este tipo supone que el franquiciante deberá proporcionar la asesoría y capacitación necesarias al franquiciatario para que éste pueda  operar y administrar el negocio según los métodos del titular de la marca.

El franquiciatario se compromete a representar de manera adecuada a la compañía matriz conservando la imagen y los estándares de calidad y servicio que la distinguen, de manera que ambos se beneficien y la compañía conserve su prestigio.

Las ventajas de este sistema sobre los negocios independientes son múltiples y una de las principales es que se trata de un negocio seguro: el franquiciatario, al contratar una franquicia, adquiere, además de la licencia de la marca, los métodos de administración y operación que la compañía matriz, es decir, métodos de éxito probados en el mercado y sustentados en años de experiencia.

Por esta razón, las franquicias se han consolidado como uno de los sistemas de distribución de productos y de servicios más importantes en México, y son una excelente opción para las personas que desean iniciar un negocio sin correr los altos riesgos de fracaso.

En Respuesta Rápida somos una empresa  dedicada a los servicios financieros y a la comercialización de productos diversos desde 1986, nos caracterizamos por trabajar bajo un modelo de alta rentabilidad y nuestra principal actividad es el crédito prendario.

En Respuesta Rápida otorgamos franquicias de casa de empeño de diferentes tipos; para contratar una es necesario hacer una inversión inicial que varía dependiendo del tipo de franquicia y de la zona geográfica en que se ubicará.

Esta inversión incluye: la licencia para el uso y explotación de la marca, licencia para el uso  de nuestro software integral, asesoría legal, soporte técnico, asesoría para la selección y adecuación del local, y para la compra de equipo de seguridad, de suministros y contratación de seguros; manuales de operación, catálogo de proveedores, capacitación inicial para el personal, asesoría en publicidad y recomendaciones con auditorías y comercialización de prendas.

Adicionalmente a la inversión inicial se requiere hacer un pago por regalías anualmente que corresponde a un porcentaje de las ventas totales y, aunque no cobramos regalías por publicidad institucional, recomendamos que se destine el 0.3% del importe mensual para publicidad y promoción.

En Respuesta Rápida contamos con cuatro tipos de franquicias: básica, que comercializa los productos y servicios bajo el concepto de Centro Financiero Popular, ideal para zonas populares; territorial o de mayoreo, para inversionistas que deseen abrir por lo menos tres unidades; master, una franquicia de servicios financieros de bajo costo para inversionistas en países de Centro y Sudámerica.

Y de conversión, para casas de empeño ya existentes que busquen soporte jurídico, operativo, promocional y en sistemas para seguir operando su casa de empeño bajo los altos estándares que nos caracterizan.

Como franquiciatario, en las casas de empeño de Respuesta Rápida puedes aceptar cualquier tipo de joyería de oro y de plata, herramientas, automóviles, electrodomésticos, ganado de todo tipo y muebles que tengan un valor de reventa.

Además del crédito prendario ofrecemos otro tipo de servicios complementarios como envíos de dinero a todo México y al extranjero, remate de prendas no recuperadas, compra-venta de oro y plata, recepción de pagos de servicios como agua y luz, cambio de cheques, recargas de tiempo aire para teléfonos celulares, venta de seguros para automóviles, paquetería, gestoría de créditos hipotecarios y venta de boletos para autobuses.

Para contratar una franquicia de Respuesta Rápida deberás llenar el formulario que se encuentra en nuestra página web, posteriormente te haremos llegar por correo electrónico una solicitud inicial de franquicia y si esta es autorizada, nos visitarás para conocer las unidades en operación y para firmar la carta de intención. Tras realizar el depósito del adelanto o pago de garantía firmarás el contrato y posteriormente deberás cubrir el costo total de la franquicia.

En Respuesta Rápida estamos comprometidos en generar la más alta rentabilidad a través de una menor inversión y una mayor productividad.

El equipo de marketingFranquicias