Franquicias de Poca Inversión

En la actualidad cada vez son más las personas que cuando desean abrir un negocio recurren al sistema de franquicias, ya que el modelo bajo el que operan representa menos riesgos de fracaso que cualquier tipo de negocio particular.

Como se sabe, una franquicia es una licencia de uso de marca que la compañía matriz o franquiciante otorga a un inversionista o franquiciatario por un periodo de tiempo determinado, con el fin de que este último reproduzca sus métodos y procedimientos tanto legales y administrativos como de operación y de mercadotecnia, represente su imagen y favorezca a la expansión de la compañía franquiciante.

Existen diferentes tipos de franquicias que se distinguen entre sí por el tipo de servicios que ofrecen, los beneficios que otorgan al franquiciatario, los márgenes de productividad y los montos de inversión y pagos de regalías por la explotación de la marca. Indiferentemente al tipo de franquicia del que se trate, el franquiciante, es decir, quien otorga la licencia del uso y explotación de la marca.

Se compromete a transmitir los conocimientos técnicos al franquiciatario para que este pueda prestar servicios o producir o vender bienes bajo los métodos administrativos, operativos y comerciales que el titular de la marca establezca.

En México, desde el año 2006, los contratos de las franquicias son regulados por la Ley de la Propiedad Industrial en sus artículos 142, 142BIS y 142BIS 1, 2 y 3.

En estos artículos se especifica que un contrato de franquicia debe contener la información referente a las políticas de la empresa franquiciante, sus procedimientos financieros, de operación y mercadológicos y los términos bajo los cuales se determinarán las comisiones y los márgenes de utilidad, entre otra información útil que permitirá al franquiciatario mantener el prestigio y estándares de calidad que distinguen al franquiciante.

Si bien, el modelo de negocios de las franquicias ha recibido buena aceptación en el territorio mexicano (principalmente porque al tratarse de una licencia de uso y explotación de una marca ya posicionada en el mercado, las posibilidades de que el negocio fracase se reducen notablemente) al contratar una franquicia es importante tomar en cuenta ciertos aspectos que te permitirán invertir mejor tu dinero.

Para elegir la franquicia en la que invertirás es recomendable que optes por las franquicias más rentables, es decir, aquellas que generan mayor beneficio en relación con el capital invertido y las que te den mayor competitividad en el mercado.

Encontramos que las franquicias del giro de alimentación y bebidas, farmacéutico, hostelero, y de crédito prendario, entre otras, han resultado las más exitosas en la actualidad, debido a la alta demanda del tipo de servicios que ofrecen. Hay una gran variedad de compañías de estos giros que ofrecen franquicias de su marca y los precios de sus licencias pueden ascender hasta varios millones de dólares, dependiendo del tamaño de la franquicia, de su mercado competitivo, prestigio y beneficios que ofrece.

Sin embargo, también existen franquicias de poca inversión, para todas las personas que desean comenzar un negocio pero no cuentan con el capital suficiente para contratar una franquicia de mayor inversión.

Las franquicias de poca inversión ofrecen los mismos beneficios básicos a sus franquiciatarios que cualquier otro tipo de franquicia: licencia para usar y explotar la marca y asesoría o soporte técnicos para la correcta operación de la franquicia. Para contratar una franquicia es necesario hacer una inversión inicial y un pago de regalías por uso de la marca y, según la empresa, además de la inversión inicial, el franquiciante podría solicitar que cuentes con el local donde se establecerá la franquicia.

En cualquiera de los casos es importante tener en mente que los márgenes de ganancia se relacionarán con la inversión inicial y que los porcentajes de regalías varían de una franquicia a otra. Por lo anterior te recomendamos hacer una investigación previa para conocer a detalle las características de la franquicia en cuestión y los beneficios que ofrece, así como comparar tus opciones antes de tomar cualquier decisión.

Las franquicias de poca inversión pueden ser altamente rentables, como es el caso de las franquicias que en Respuesta Rápida ofrecemos con la intención de formar una red de franquiciatarios en México y en los países de Centro y Sudamérica que quieran reproducir nuestro modelo exitoso en el mercado.

En Respuesta Rápida somos una franquicia de casas de empeño que además del crédito prendario ofrecemos otros servicios como recepción de pago de servicios diversos, envíos de dinero, paquetería nacional e internacional, venta de seguros para automóviles y recargas de tiempo aire para teléfonos celulares.

Regidos por un estricto código de ética, en Respuesta Rápida estamos comprometidos con una  estrategia de menor inversión y mayor productividad para generar la más alta rentabilidad en tu inversión. La cuota inicial de nuestras franquicias va desde los $40,000.00 y la adecuación y equipamiento del local tiene un precio de $100,000.00, las tarifas más bajas del mercado contra inversiones de más de $500,000.00 que exigen otras franquicias.

En Respuesta Rápida no cobramos regalías por publicidad institucional ni por ingresos generados en remate de prendas y sólo pedimos desde el 0.75% sobre el monto de los créditos, además, te ofrecemos la posibilidad de operar tu franquicia bajo el régimen fiscal que mejor te convenga.

Si estás interesado en contratar franquicias de poca inversión, te invitamos a que te unas a nuestra selecta red de franquiciatarios y dejes tus datos en nuestro formulario de contacto, con gusto  nos comunicaremos contigo para proporcionarte toda la información que necesitas para la contratación de una de nuestras franquicias. En respuesta rápida somos la franquicia de casas de empeño de menor inversión y la más rentable. Conócenos.

El equipo de marketingFranquicias de Poca Inversión