Blog

Nuevas Noticias y actualizaciones

franquicias-mexicanas-1-4.jpg

Las ventajas de las franquicias de poca inversión

Aunque algunos pueden creer lo contrario, los pequeños negocios son en realidad los principales pilares de la actividad comercial y económica de cualquier país, pues dada la cantidad de alternativas que existen en la actualidad, este tipo de negocios superan, y por mucho, en número a las grandes entidades y en conjunto sus ganancias son también muy superiores a las que generan las empresas más grandes e importantes de un país.

Asimismo, los pequeños negocios son organizaciones sumamente estables que han demostrado ser excelentes fuentes de empleo para la población, además de ofrecer sueldo fijo estable y justo, sin contar que es el terreno ideal de incursión para los emprendedores.

Y es justo por esto que las franquicias de poca inversión, que también son parte de este enorme grupo de pequeños negocios, se han convertido en una de las alternativas más viables, confiables, seguras y rentables en el mercado y en una de las primeras opciones en la mente de muchos emprendedores que desean iniciar un negocio propio con el propósito de comenzar una carrera en el mundo empresarial y así poder crecer, desarrollarse y alcanzar el éxito en el complicado mundo de los negocios.

En general, se puede decir que montar un negocio de este tipo es relativamente sencillo y facilita bastante la entrada al mercado, pues al tratarse de una franquicia, se cuenta automáticamente con una marca reconocida que puede ser sinónimo de calidad y garantía de un servicio o producto confiable, seguro y que satisface las necesidades del cliente.

Pero ésta no es más que una sola de las muchas ventajas que este tipo de negocios ofrece, pues dada su naturaleza, se trata de una alternativa que ofrece muchos beneficios y ventajas como la posibilidad de competir en el mercado desde el momento de su incursión, la conducción segura y organizada de ganancias y el crecimiento económico real y sostenido.

En orden de que todas estas ventajas sean claras y perfectamente entendibles, a continuación Respuesta Rápida ofrece información precisa y concisa acerca de este tipo de opciones de negocio para facilitar la decisión del emprendedor y que éste sepa con certeza sus condiciones, ventajas y responsabilidades al respecto.

  1. Características. En general, como característica principal, las franquicias de poca inversión son pequeños negocios que requieren de una aportación económica que no requiere de cuantiosas cantidades como puede suceder en otros casos, lo que tiene como consecuencia natural que toda persona interesada en iniciar un negocio, pero que no cuenta con un alto presupuesto puede hacerlo, pues en el caso de Respuesta Rápida, el monto mínimo es de $40,000.00, un monto bastante aceptable para cualquier sector que ofrece una alta rentabilidad a corto plazo.
  1. Publicidad y promoción. Como ya se ha mencionado, entre las principales ventajas de adquirir una franquicia se encuentra el hecho de adquirir los derechos de una marca, producto o servicio ya reconocido y presente en el mercado, lo que implica que no hay necesidad de invertir demasiado en publicidad, lo que a su vez ayuda al inversionista a enfocarse principalmente en ofrecer el producto o servicio con el más alto nivel de calidad.
  1. Administración. La administración de una pequeña empresa de este tipo normalmente depende de un par de personas encargadas de todos los aspectos relacionados con la organización, administración y regulación del negocio, lo que facilita considerablemente las tareas, pues el volumen de operaciones no es muy alto y basta con una o dos personas preparadas para llevarlo a cabo, lo que también permite que todos los procesos sean mucho más rápidos.

Contrario a lo que se pudiera pensar, la administración financiera de una pequeña empresa es sencilla y mucho más ordenada que la de una gran empresa ya que su finalidad es la obtención y administración de ganancias sin demasiadas complicaciones burocráticas, legales o fiscales.

  1. Obtención de recursos. Otra gran ventaja de esta forma de negocio es la posibilidad de obtener un financiamiento con relativa facilidad, pues las diversas instituciones financieras saben que la obtención de ganancias es segura, a pesar de depender de la correcta administración del inversionista.

Por lo tanto, obtener recursos a partir de préstamos bancarios o créditos y saldar la deuda en tiempo y forma no es complicado, además de poder utilizar también ingresos personales. Todo esto sin considerar que una franquicia siempre incluye en su contrato la alternativa de venta condicional o arrendamiento de los derechos en caso de no obtener los resultados esperados.

  1. Autoempleo. Entre las más grandes ventajas que ofrecen los pequeños negocios o las franquicias de poca inversión está la oportunidad de que la persona puede ser su propio jefe, establece su propio horario, sus parámetros para trabajar y las ganancias del negocio son para el trabajador inversionista. Por supuesto, hay que considerar los parámetros que la marca exige y las cuotas, pero por el resto, todo es ventajoso para el emprendedor.

De esta manera, cumplir el sueño de tener un negocio propio, ser su propio jefe, no tener un horario establecido y trabajar con base en parámetros y estándares propios es realmente sencillo cuando se recurre a una franquicia, ya que este modelo de negocio permite todo esto.

Desde luego, esto también implica responsabilidad, disciplina y liderazgo, pues aunque se trate de un negocio pequeño, es necesario contar con personal para llevar a cabo todas las funciones requeridas de la mejor manera y así asegurar el funcionamiento óptimo del establecimiento. En otras palabras, no todo es ganancia y beneficios, pues también es necesario hacerse responsable y saberse como el supervisor del negocio y trabajar para ser productivo.

  1. Desarrollo profesional. Finalmente, otra gran ventaja que este modelo de negocio ofrece a los emprendedores es que, a diferencia de un empleo tradicional como asalariado, al tener una franquicia es sencillo obtener experiencia, desarrollar habilidades y competencias y aprender a partir de los retos que el mercado impone, lo cual en general implica un alto grado de desarrollo y crecimiento de la persona como profesional en el mundo empresarial.

En conclusión, únicamente resta reiterar que contar con un pequeño negocio propio ofrece a la persona la oportunidad de aprovechar y desarrollar su potencial al máximo y obtener beneficios económicos y profesionales a partir de ello, además de aprender nuevas cosas, adquirir nuevas habilidades y conocimientos, potenciar la creatividad y la capacidad para superar los desafíos y retos del mercado empresarial.

Lo único que se requiere para gozar de estos beneficios y ventajas es elegir el negocio adecuado y para ello no hay mejor opción que recurrir a las franquicias de poca inversión que Respuesta Rápida ofrece.

ProgramaciónLas ventajas de las franquicias de poca inversión