Blog

Nuevas Noticias y actualizaciones

dinero_en_caso_crisis.jpg

En caso de crisis, ¿Recurrir a las casas de empeño o a los bancos?

Todas las personas estamos expuestos a sufrir una crisis económica en cualquier momento, y esto no se debe a la falta de trabajo o a no contar con ahorros suficientes, sino que los momentos de crisis llegan con las emergencias médicas, con los despidos repentinos o los accidentes, situaciones para las que pocas veces nos encontramos preparados, incluso aunque contemos con un seguro de vida o de gastos, ya que se requiere de mucho dinero en efectivo para salir de estos problemas.

Es cuando estamos pasando por una crisis que nos llega la urgencia por obtener dinero en efectivo rápidamente, y cuando no lo tenemos buscamos opciones de financiamiento y las más comunes son los préstamos con entidades bancarias o financieras y las casas de empeño para dejar nuestras prendas de mayor valor a cambio de una suma económica que nos saque de un apuro. Sin embargo, mucha gente no sabe cuál es la mejor opción, que le deje un menor endeudamiento y menores intereses en el proceso de pago. Por ello en esta entrada de blog de Respuesta Rápida les dejamos algunos datos para que los lectores decidan cuál es su mejor opción.

De acuerdo con estudios sobre las opiniones de los usuarios de servicios financieros en México, el 38.8% de la población económicamente activa, es muy difícil conseguir un crédito o un préstamo con una entidad bancaria y el 42.6% considera que las instituciones financieras como los bancos son poco o nada confiables. Por su parte, el 44.7% opina que las casa de empeño tienen mejores servicios y que es más fácil conseguir dinero en efectivo con ellas y por último el 29.7% considera que es más fácil conseguir un préstamo mediante el empeño que con un banco.

El crédito o préstamo bancario o con una financiera suele ser la primera opción en caso de una crisis, sin embargo estas empresas no están al alcance de cualquier persona debido a los requisitos rigurosos que solicitan, como un empleo estable, comprobantes de ingresos y en ocasiones un aval. Existen muchas opciones para solicitar préstamos: hipotecarios, de nómina, bancarios o personales, pero los intereses suelen ser muy altos, así como las penalizaciones por retrasos en los pagos.

Los usuarios de bancos tienen mayor facilidad de acceso a un crédito, especialmente cuando los depósitos a la cuenta son constantes (aunque se trate de una cuenta de ahorro), y si el cliente paga en tiempo y forma, su historial crediticio es bueno y pueden ofrecerle líneas de crédito más grandes, pero de lo contrario el historial puede dañarse y la empresa puede boletinar al cliente en el Buró de Crédito y posteriormente le será más difícil conseguir un crédito.

Empeñar o no empeñar, ese es el dilema

El servicio que se ofrece en la mayoría de las casas de empeño consiste en el préstamo de dinero a cambio de una garantía prendaria, la cual se recupera al cabo de unos meses después de pagar el refrendo para que el sistema de empeño siga resguardando la prenda, pero en caso de que el cliente cuente con el dinero para recuperar el bien que dejó empeñado antes de que se cumpla el plazo, puede hacerlo y ahorrar dinero en intereses.

Sin embargo, existe la falsa creencia de que estas empresas buscan quedarse con la prenda que el cliente dejó como garantía a cambio del préstamo, o de que rápidamente la ponen a la venta, o en caso del oro, que lo funden para crear otras piezas artesanales. La realidad es que estos negocios brindan un contrato a sus clientes, en el que especifican el tiempo de tolerancia para los refrendos, así como la cantidad de los mismos para que el cliente tenga varias oportunidades para pagar.

En sí, el negocio de una casa de empeño consiste en el cobreo de los intereses que generan los préstamos otorgados y no el hecho de revender las prendas, ya que estas se comercializan a un menor precio al ser de segunda mano.

La principal diferencia entre las diferentes opciones de empeño consiste en el avalúo, por lo que en algunas podemos encontrar un préstamo mayor por la misma prenda, y en los intereses generados por el préstamo. Si la urgencia por el dinero no es tan grande, podemos comparar entre dos o tres opciones para evaluar cuál nos da mayor cantidad de dinero en préstamo y los intereses más bajos para elegir la mejor opción.

Las ventajas de recurrir a los servicios de las casas de empeño por encima de los bancos son:

  • Los requisitos son menos estrictos y rigurosos, ya que no se requiere comprobar ingresos, la estabilidad en el trabajo, una propiedad o un domicilio permanente.
  • No se realizan revisiones en el Buró de Crédito como condición para el préstamo.
  • El proceso de avalúo y préstamo es rápido y se obtiene el dinero con mayor rapidez, lo que es de gran ayuda en una emergencia financiera.
  • Se tiene la opción de vender el bien, con lo que evitamos el pago de refrendo e intereses.
  • Se fijan plazos para los pagos de refrendos y el pago final para recuperar la prenda; con cada refrendo se renueva el contrato y se prolonga el tiempo de permanencia de la prenda.
  • Algunos servicios de empeño ofrecen refrendos ilimitados.
  • Se puede empeñar joyas, relojes, televisiones, automóviles, entre muchos otros bienes.

La decisión final de solicitar un crédito o de empeñar un bien está en tus manos, pero asegúrate de buscar empresas registradas ante la Profeco, reconocidas y de prestigio, así como de buscar la tasa más baja de interés para que pagues menos a largo plazo.

En Respuesta Rápida encontrarás el servicio de las casas de empeño de confianza, con el avalúo y aprobación de préstamos más rápido del mercado, con los que podrás salir del apuro en menos tiempo. ¡Contáctanos!

 

ProgramaciónEn caso de crisis, ¿Recurrir a las casas de empeño o a los bancos?