Blog

Nuevas Noticias y actualizaciones

empeño-4-4.jpg

Cuatro tips para llevar de mejor manera el pago de tu empeño

¡Saludos, querido lector! Qué bueno que nos visitas una vez más en este espacio que respuesta rápida ha creado especialmente para ti, aquí podrás encontrar toda la información sobre nuestros servicios, como el empeño, y tips que estamos seguros serán de tu interés.

Vivimos en una época en la que la economía pende de un hilo, comenzamos el año con el dólar hasta lo cielos y el panorama se ve un poco negro y preocupante, como toda buena cuesta de enero, los gastos son varios y el dinero es muy poco, por lo que tenemos que hacer milagros y estirarlo en lo posible para poder cubrir los gastos del mes.

Pese a este panorama, muchas veces nos cuesta trabajo reconocer que necesitamos de una ayuda para poder terminar el mes sin más deudas o con el dinero suficiente para poder realizar las actividades cotidianas, es por eso que en esta entrada te hablaremos sobre cómo llevar de manera sana y sabia el pago de un crédito por empeño para que puedas recuperar tu prenda y puedas disfrutar del dinero que tanta falta te hace sin amarrarte a terribles plazos crediticios en un banco.

Sabemos de antemano que al solicitar un crédito, sin importar el tipo de préstamos que sea, debemos acatar las reglas y cumplir con el contrato, de lo contrario, más que beneficiarnos, estaremos echando más tierra a nuestro ya de por sí, cargado costal,  saber llevar un préstamo es algo realmente sencillo, que te quitará mucha angustia y dolores de cabeza, además de ayudarte a recuperar, en el caso de un empeño, tu prenda, solo es cuestión de comprometerse y de saber gestionar los gastos para que lo destinado al pago de dicho crédito, no se toque por nada del mundo y puedas cumplir con tu deber.

Con el fin de ayudarte a lograr el objetivo de ser constante en los pagos y de llevar unas finanzas más sanas, te damos cuatro tipos que estamos seguros serán de gran ayuda:

1.- Sin excederse:

No pidas más de lo que puedes pagar, sabemos que cuando estamos frente a la mesa y el ejecutivo nos dice que podemos tener acceso a más dinero, nos emocionamos y aceptamos, pero en ocasiones, este extra más que ayudarnos, nos puede perjudicar, pues aparte el dinero lo destinamos a cosas que realmente no necesitamos y terminamos más endeudados de lo que podíamos y por cosas que no necesitamos.

Si necesitas dinero para sacar adelante la colegiatura de tus hijos, solo pide lo que necesitas, así sabrás qué cantidad real es con la que cuentas y podrás destinarla solo a lo que debe ser cubierto.

2.- Control:

Cuando por fin tienes el préstamo que necesitas, es necesario que registres todo lo que haces con el dinero disponible, en qué se ha gastado, por qué y el monto que se ocupó, así podrás hacer un cierre semanal y verificar que si estás ocupando el dinero en lo que realmente necesitas.

Registra cada uno de los movimientos que realizas con este dinero, y verifica que siempre quede el dinero libre destinado a la cuota del préstamo.

3.- Ahorra:

Un fondo de ahorro  te puede ayudar a llevar una mejor finanza, sabemos que es difícil lograr este objetivo en especial cuando casi no alcanza con lo que ganamos, pero si te empeñas en lograrlo y guardas cada día una pequeña cantidad de dinero en lugar de gastarla en antojos, verás que en una emergencia económica, podrás hacer uso de este guardadito y pedir menos dinero en préstamo o por empeño, por ende pagarás menos al mes para recuperar tu prenda o saldar la cuenta.

4.- Cuida tu patrimonio:

Todos tenemos alguna joya valiosa que la abuela nos heredó, o algo que nos compramos por gusto y que tiene un valor en el mercado, electrodomésticos, arte, autos, todo esto sirve como prenda para un empeño, y pueden sacarte de un gran apuro económico, pero para que puedas obtener el dinero que la prenda vale, debes cuidarlas y darles mantenimiento, para que éstas puedan cotizarse mejor.

Conservar nuestras pertenencias es garantía de un mayor monto en el préstamo, no te cuesta tanto mantenerlos en buenas condiciones y podrás disfrutar de sus beneficios más allá de la estética de una joya u obra de arte, o de la funcionalidad del aparato de sonido más sofisticado, pues estas prendas pueden convertirse en el dinero que necesitas para un mejor objetivo.

Pedir un préstamo o llevar laguna de nuestras prendas o bienes a empeñar no debe ser una labor tortuosa, es fácil hacer un buen hábito financiero, solo es cuestión de comprometerse con la institución que ha creído  en ti como cliente para cumplir con lo acordado, y dejar de ser tan incumplido al momento de pagar, pues es algo que se debe hacer y por más que lo pospongamos, el dinero guardado se debe destinar a dicho compromiso.

En Respuesta rápida tenemos los mejores planes de empeño, damos el dinero que tu prenda vale realmente, ni más ni menos, sabemos que todo tiene un valor no solo económico, sino sentimental, y que muchas veces dejar algo significa dejar un recuerdo muy querido, por eso te ayudamos siempre a lograr un pago puntual con los mejores planes de pago, intereses pequeños y toda la asesoría que necesitas para que tu préstamo sea el que realmente necesitas.

Acércate a nosotros, y resuelve tu préstamo en una respuesta rápida.

ProgramaciónCuatro tips para llevar de mejor manera el pago de tu empeño