Casa de Empeño

Hoy en día, tener acceso a un crédito puede resultar fundamental para la vida pues con ayuda de un crédito muchas personas logran solventar gastos imprevistos o superar complicaciones económicas. Hay diferentes instituciones formales que otorgan créditos, ya sea a través de tarjetas o préstamos, pero los requisitos que piden para otorgarlos, como un trabajo estable, un ingreso determinado, y garantías físicas, no pueden ser cubiertos por el grueso de la población mexicana.

Por esta razón, sólo alrededor del 10% de la población en México cuenta con servicios financieros que puedan facilitarles un crédito. Sin embargo, pensando en ese sector no bancarizable de la población, existen casas de empeño que a través del crédito prendario, brindan a las personas que no pueden acceder a los servicios de un banco, el apoyo económico que necesitan.

Las casas de empeño son lugares donde se otorgan créditos a través del empeño de prendas. Así, un cliente acude al establecimiento con una prenda o artículo, que puede ser desde joyería, artículos electrónicos, muebles o herramientas, hasta automóviles y ganado, para que a cambio de esa prenda le presten dinero. Este tipo de préstamos, conocidos como créditos prendarios están sujetos a un plazo de tiempo, al finalizar dicho plazo, el cliente debe pagar la suma del préstamo más los intereses del mismo y podrá recuperar la prenda que dejó como garantía.

Si el cliente decide no pagar la totalidad del préstamo al finalizar el plazo, puede extender o refrendar el préstamo mediante el pago del cargo de intereses, pero en caso de que no haga ninguno de los dos, pierde su prenda y esta por lo general, es puesta en remate.

El personal de una casa de empeño se encarga de evaluar las prendas de los clientes en función de las condiciones del artículo y de sus posibilidades en el mercado, asignándoles así un valor económico que corresponderá a una suma de dinero que será dada al cliente en préstamo.

Para evaluar las condiciones del artículo se toma en cuenta tanto la funcionalidad como la apariencia de los productos, por ejemplo, un artículo que funcionan correctamente y que visiblemente no presenta ningún daño tendrá por consecuencia mayor valor que un artículo maltratado.

Por otra parte, para evaluar las posibilidades del artículo en el mercado se recurre a criterios que determinan las necesidades de los consumidores actuales, es decir, la demanda del producto en cuestión. El valor actual del producto en el mercado y la capacidad de la casa de empeño para poner a la venta el artículo  determinará el valor que se le asigne y éste es independiente del precio del producto cuando estaba nuevo.

El sistema de las casas de empeño sin duda han apoyado a las personas que no pueden acceder a  los servicios financieros de un banco y, en un país como México donde alrededor del 90% de la población no es bancarizable, el negocio de una casa de empeño es de los más rentables.

En Respuesta Rápida notamos el potencial del crédito prendario por las condiciones de un amplio sector poblacional, por ello decidimos desarrollar una franquicia con un modelo regido bajo un estricto código de ética que se caracteriza por ofrecer el precio más bajo en el mercado y por cobrar los intereses generados en base diaria y no por períodos de tiempo preestablecidos.

En Respuesta Rápida contamos con más de 150 franquicias a lo largo del país, cubriendo el 65% del territorio nacional, y lo que nos hace diferentes de las demás casas de empeño es que desarrollamos nuestro negocio a partir del concepto de Centro Financiero Popular (MR), el cual nos permite ofrecer diferentes tipos de servicios a nuestro mercado objetivo.

En nuestras franquicias contamos con los siguientes servicios: créditos prendarios, remate de prendas empeñadas y no recuperadas, venta de garantía de artículos rematados, compra y venta de oro y plata amonedado o en joyería, recepción de pago de servicios, envíos de dinero a todo México y al extranjero, envíos por paquetería nacional e internacional, venta de seguros para automóviles, venta de boletos para autobuses y recarga de tiempo aire para teléfonos celulares.

Con casi 30 años de experiencia en los mercados financieros, en Respuesta Rápida buscamos inversionistas que se quieran unir a nuestra red de franquiciatarios en un negocio de alta rentabilidad caracterizado por una inversión mínima y un alto rendimiento.

Actualmente ofrecemos 4 tipos de franquicias para aquellas personas que se quieran comprometer de la misma manera en que nosotros lo hacemos, generando un beneficio mutuo. Estas franquicias son: franquicia básica, un modelo de casa de empeño ideal para zonas populares a la que se le puede dar un enfoque tradicional, para zonas de alto y mediano riesgo, o comercial, para zonas de bajo riesgo y alto tráfico; franquicia territorial o de mayoreo, para inversionistas que quieran abrir al menos 3 unidades en un territorio determinado; franquicia maestra, para los países de Centro y Sudamérica, y franquicia de conversión, para casas de empeño existentes que quieran adoptar nuestro modelo y procedimientos operativos, jurídicos y promocionales respaldados por su éxito.

Si estás interesado en formar parte de nuestra selecta red de franquiciatarios y abrir una casa de empeño Respuesta Rápida, te invitamos a llenar el formulario de contacto, nosotros nos comunicaremos contigo para darte toda la información que necesitas para contratar una de nuestras franquicias. En Respuesta Rápida somos la franquicia de casas de empeño de menor inversión y la más rentable ¡Conócenos!.

El equipo de marketingCasa de Empeño